Digital

Transformarse o morir: ¿Qué harás en la Economía Digital?

A estas alturas, la mayoría de los ejecutivos son inmensamente conscientes de que la economía digital puede ser una oportunidad o una amenaza. La pregunta no es si deben involucrar su negocio en ello, más bien la pregunta es cómo desatar el poder de la tecnología digital mientras se mantiene un negocio saludable, apalancándose en inversiones de tecnología existentes e innovando sin perturbarse.

La mayoría de estos ejecutivos se mantiene alejado de este reto, y según el estudio de MIT Sloan, solo el 15% de los CEOs están ejecutando una estrategia digital, aunque el 90% está de acuerdo en que la economía digital impactará a su industria. Mientras algunas compañías ignoran esta realidad, los pioneros de la transformación digital han conseguido aumentar en un 9% la generación de ingresos, tener un impacto positivo en la rentabilidad del 26% y aumentar en un 12% el valor de mercado.

¿Por qué no hay más líderes intentando transformar sus negocios y aprovechando la oportunidad de un mundo hiper-conectado? La respuesta es tan simple como la naturaleza humana, pues tenemos una percepción incómoda del cambio, ya que encontramos comodidad en la estabilidad y predictibilidad. Infortunadamente, la economía digital no es nada de lo anterior, por el contrario es rápida y de continua evolución.

La transformación digital ya no es una opción, es un imperativo

Actualmente estamos presenciando una explosión de conexiones, datos e innovaciones, y aunque esta hiper-conectividad ha cambiado el juego, los consumidores están cambiando radicalmente las reglas: exigiendo experiencias simples, eficientes y personalizadas en cada punto de contacto.

Millones de personas están usando comunidades sociales y digitales para proporcionar servicios, compartir conocimientos y participar en actividades comerciales. Durante este tiempo, nuevos canales se han creado y nuevas formas para hacer un uso adecuado de los recursos han surgido. Son estas comunidades las que han permitido a las compañías no sólo dar a sus clientes lo que quieren, sino también alinear los esfuerzos en toda la red de negocios para maximizar el valor potencial.

Para sacar provecho de las oportunidades que se presentan, los negocios deben ir más allá de sensores, Big Data, analíticas y social media; más importante es reinventarse de una manera que sea compatible con un mundo y sus habitantes cada vez más digitalizados, también conocidos como consumidores.

Algunas de las compañías que han comprendido la importancia de la transformación digital y han sacado partido, son:

  1. Under Armour: Ya no es una conocida marca deportiva de zapatillas y ropa; ahora también es una plataforma digital que conecta más de 38 millones de personas que están interesadas en un estilo de vida saludable y usan su producto como un facilitador.
  2. Puerto de Hamburgo: El segundo puerto más grande de Europa, que mantiene a punto la productividad de camiones de carga y barcos enfocándose en sus instalaciones, el tiempo y las condiciones de tráfico con la disponibilidad de vehículos y el cronograma de envíos. El Puerto ha logrado aumentar la capacidad de manipulación en un 178% sin expandir su espacio físico.
  3. Haier Asia: Esta importante multinacional de productos electrónicos y electrodomésticos, decidió alterarse antes de que alguien más pudiera hacerlo. La compañía utilizó una estrategia a dos bandas en cuanto a la transformación digital para crear un modelo basado en el servicio para aprovechar el potencial de cambiar el comportamiento de los consumidores y acelerar el desarrollo de productos.
  4. Uber: Esta Startup es más que un servicio de taxi, se ha transformando en un operador logístico urbano por medio de la triple tecnología: Big Data, Cloud y móvil.
  5. Sociedad Americana de Oncólogos Clínicos (ASCO): Incluso las compañías sin fines de lucro se pueden beneficiar de la transformación digital. ASCO está transformando el cuidado de los pacientes con cáncer a nivel mundial al consolidar información de los pacientes por medio de su plataforma CancerLinQ. Desbloqueando conocimientos y el 97% de los pacientes con cáncer que no están participando en estudios clínicos, los proveedores sanitarios pueden tomar mejores decisiones y obtener mejores resultados.

Deja un comentario